Uber Eats y Luis Miguel (contratar o no un celebrity para tu marca)

¿El fin de los celebreties?

El anuncio de Luis Miguel y Uber Eats

Imposible no hablar de la pandemia que nos vino a revolucionar en todos los sentidos. Sin embargo, en este artículo solamente le voy a dedicar esa primera oración.

Nuestra vida cambió, y con ella la publicidad y los mensajes de las marcas. Vemos un incremento no sólo en consumo de contenido pero también en creación y penetración de plataformas. Y es aquí en donde empieza mi reflexión: influencers y celebrities, yeah o yay.

Hace tan solo un par de días, David Droga a quien considero uno de los gurús de la publicidad dio una conferencia en donde le preguntaron su punto de vista del uso de influencers y celebrities en publicidad a lo que contesto: “si no tienes ideas, contrata un celebrity”.

En este mismo contexto sucede con varias marcas que usan una celebridad hoy en día, una de las más recientes es de Uber Eats con la reaparición y protagonista Luis Miguel en anuncio. Hay varias opiniones con este comercial, desde que Luis Miguel no va para nada con la marca y segmento, hasta en un contexto de despidos masivos y esta contratación millonaria para un comercial. (Se estima que cobró un millón de dlls)

Pero hablemos de lo que nos importa, de marketing. Hay varios objetivos que logras usando un Celebrity y el más aplaudido y buscado por la empresa, CMO y brand managers es la atención inmediata en medios, un gran impacto mediático. Un boost a tu marca y empresa. ¿Pero acaso este impacto no es lo mínimo que debes de tener al contratar a un celebrity para tu marca? ¿No es lo que estás pagando ? ¿No es eso lo que buscas?, Y aquí es donde vienen los problemas de fondo. Obtienes una victoria pírrica, un boost a corto plazo  que te deja sin nada para poder continuar con el plan establecido para tu marca.

 

Al contratar a un celebrity sin una estrategia y plan de marketing de fondo dejas de lado todo lo que has construído llevando a tu marca a un lugar que será muy difícil de salir o continuar, con ese mismo impacto, además de que a la marca se le relaciona con una persona que puede en muy poco hacer algo que afecte a la marca … “Todos somos humanos y cometemos errores” ¿ Pero la marca que culpa tiene?

Es por eso que es mucho más efectivo conocer, diseñar y elaborar una estrategia de mkt con objetivos a corto, mediano y largo plazo, y el centro de todo es tu brand essence que yo le llamo “ Objetivo Espiritual”. Tu auténtico punto de vista para tus consumidores.

Tener esto no te costará más dinero, y lograrás hacer una comunicación mejor, no tienes que gastar más que tu competidor sólo tienes que tener :

1 Claridad

2 Un punto de vista de marca (objetivo espiritual o brand essence)

3 Conocer la personalidad o tono de tu marca.

4 Y lo más importante CONSISTENCIA

Muchas marcas fallan en consistencia, se rinden muy rápido y cambian de una forma a otra sin capitalizar lo construido. Si tu marca reta a tus usuarios aférrate a esto, si es con humor úsalo, pero no estés saltando de un lado para otro para ver qué funciona.

Una vez que encuentras esta esencia de marca sabes exactamente lo que tienes que hacer, si es irreverente, motivacional, el camino se mostrará por sí mismo.

Esta es la mejor forma de poder llevar una marca a crecer, a ser diferente, no hay más y no hay camino corto.

Entiendo que los CMO´s no quieren arriesgarse, irse por lo disruptivo, lo diferente, lo arriesgado, simplemente no la quieren regar, “No quieren ser la persona que la rego”, solo quieren ser igual de exitosos o solo un  poco más exitosos que los demás. Pero los consumidores exigen una acción genuina y no un discurso sin una acción. Necesitas ser honesto, auténtico y real a tu propósito, si quieres causar un impacto no puedes solo seguir las reglas del manual de marketing, tienes que ir a donde el miedo vive, donde lo confortable dejó de existir y dónde sólo las grandes marcas crecerán. 

 

 

Edson Noyola

Tlapalería de Ideas